¿Comprar un bebé?

Qué es el vientre de alquiler

Esta técnica se basa en la cesión voluntaria, por parte de una mujer, de su capacidad gestante para llevar a término el embarazo de un bebé, que al nacer será entregado a la mujer, hombre o pareja que lo haya contratado, previo pago a la agencia intermediaria.
Una madre de alquiler es una mujer que acepta, mediante un acuerdo, quedarse embarazada con el objetivo de gestar y dar a luz a bebé que será criado por una pareja o persona soltera como hijo o hija propia.

La abogada y especialista en derechos humanos Nuria González acudió a una agencia y se hizo pasar por una persona interesada en contratar un vientre de alquiler. Tras su experiencia, asegura en El Intermedio que "no se trata de cubrir una necesidad, sino que están aprovechando un nicho de mercado multimillonario que mercantiliza al bebé antes de nacer y a la mujer".

El rotundo mensaje de Sandra Sabatés sobre la gestación subrogada: "El deseo de tener hijos no puede pisotear los derechos de las mujeres más vulnerables"

Sandra Sabatés reflexiona en el pico de la mesa en El Intermedio sobre la gestación subrogada: "Nadie puede negar que el negocio de los vientres de alquiler deshumaniza". Además, la periodista destaca que, aunque "todos podemos tener el deseo de ser padres" hay que tener claro que "ese deseo no puede pisotear los derechos de los propios niños, que se convierten en materia de comercio".


Comentarios