Profesora educa contra la homosexualidad y los medios anticonceptivos

Una profesora de religión de un instituto público de la Vila Joiosa enseña a sus alumnos que la homosexualidad “es antinatural” 

Alumnos del centro denuncian en redes sociales el material didáctico de la asignatura del IES Marcos Zaragoza, que podría incurrir en un delito de odio castigado con hasta cuatro años de cárcel.


“La homosexualidad contradice el plan para el que Dios creó al hombre y a la mujer. La homosexualidad es antinatural ya que en ella no hay posibilidad de expresarse el amor fecundamente”. Así reza el inicio del temario que dedica una profesora de la asignatura de Religión del IES Marcos de la Vila Joiosa a la relaciones del mismo sexo.
“La condición puede ser en algunos casos inculpable pero, los actos homosexuales habrán de ser evitados siempre, ya que suponen un grave desorden moral. Ante una desviación de este estilo, la solución está en intentar sanarla y no en justificarla”, continúa el texto de la docente.

La psicóloga y sexóloga Judith Viudes, que pasa consulta en este municipio, se ha hecho eco de esta denuncia de los estudiantes y, en declaraciones a este medio, ha recordado que la profesora de Religión estaría incurriendo en un delito de incitación al odio tipificado en el artículo 510 del Código Penal con penas de prisión de hasta cuatro años por homofobia. Asimismo, desde la Conselleria de Educación han respondido que van analizar el caso desde la inspección educativa adscrita a la dirección territorial.

Igualmente, Viudes ha tachado de “inadmisible” este “adoctrinamiento” a “niños y adolescentes en pleno desarrollo de su madurez emocional y formación de su propia identidad y valores”. Esta sexóloga no se explica cómo en clase de religión se imparte una “falsa educación sexual”, en alusión a su vez al resto de la unidad didáctica, en la que se cuestiona “la mentalidad antinatalista que encubre una jerarquía de valores materialistas”; o los métodos anticonceptivos materiales (DIU y preservativo), quirúrgicos (vasectomía o ligadura de trompas) o fármacos (pastillas) que esta profesora enseña a rechazar por “inmorales”. “La introducción de barreras artificiales en el acto sexual impide a Dios –si esa fuese su voluntad- la infusión de un alma espiritual al fruto del acto sexual fecundo”, concluye el texto.
Con respecto al contenido homófobo, este no queda ahí. A continuación, la profesora propone a sus alumnos que comenten en clase la frase “la adopción por parte de parejas homosexuales no responde a lo que es mejor para el hijo, sino al deseo de dar patente de normalidad a unos adultos”, que atribuye a Alejandra Vallejo-Nágera, escritora, psicóloga y nieta de Antonio Vallejo-Nájera, psiquiatra acérrimo del franquismo conocido por buscar el “gen rojo” como prueba de la “inferioridad mental”.

Comentarios